Costa Brava, Rosas - España

Itinerario

PDF

Días: 6

Incluido en el programa

  • Coctel de bienvenida
  • Estancia en Pension Completa
  • Bebidas incluidas (1 copa de vino tinto + Agua)
  • Guia para las excursiones
  • Todas las entradas y visitas previstas en el programa
  • Noche de Baile según el hôtel
  • 1 Gratis cada 25 personas de pago

No incluido

  • Gastos personales, propinas
  • El transporte

Hoteles

HOTEL PRESTIGE GOYA PARK - Rosas Girona

+ info.

Hotel Prestige Goya Park ***

Hotel de la Cadena “Prestige Hotels”, situado a 300 mts de la playa de Santa Margarita y a sólo 1,5 km del centro de Roses –Costa Brava-.

El Hotel Goya Park destaca por sus confortables habitaciones, instalaciones con todo tipo de detalles pensados para su confort y por su amplio programa de animación para adultos y niños, disponible según temporada.

El hotel está ubicado en un entorno relajante y sus 246 habitaciones son ideales para poder disfrutar confortablemente de sus vacaciones en familia. Desde sus terrazas podrá admirar el singular paisaje de la Costa Brava. Todas las habitaciones disponen de: Baño completo, Terraza, Ventilador y calefacción, Teléfono directo, T.V. satélite,Caja fuerte (servicio de pago),

Disponibilidad de habitaciones adaptadas para minusválidos.

  • TV: satélite
  • Wifi: gratuito
  • Piscina exterior
  • Piscina exterior para niños
  • Acceso para discapacitados

Mapa/Ruta

Visualizar mapa del programa

Actividades

ROSAS

+ info.

La antigua colonia griega de Roses se extiende entre el mar y la montaña, en plena Costa Brava. Esta localidad gerundense ofrece multitud de playas y calas entre acantilados rocosos, donde el visitante puede practicar los más variados deportes náuticos, así como el senderismo en los cercanos parques naturales de Aiguamolls de l´Empordá y Cap de Creus. Por su parte, el conjunto histórico-artístico de la Ciudadela muestra la estructura de un conjunto defensivo renacentista a orillas del mar Mediterráneo.

En uno de los extremos del Golfo de Roses, entre el Cap Creus y el macizo Montgrí, se emplaza la localidad de Roses. Las tranquilas aguas de este puerto natural ya fueron codiciadas en tiempos de los rodios, quienes instalaron aquí una colonia comercial. Los restos de la ciudad griega de Rhode, fundada en el 776 a. C., el antiguo barrio helenístico (s. III a. C.), la villa romana y el monasterio románico-lombardo del siglo XI forman parte del trazado de la Ciudadela, declarada conjunto histórico-artístico. Esta fortificación militar fue mandada construir por el emperador Carlos V para repeler el ataque de piratas y corsarios. El estilo renacentista de la construcción se deja ver en sus lienzos y en la Puerta del Mar.A este mismo periodo histórico (s. XVI) pertenece el Castillo Trinitat, edificado sobre la punta de la Poncella. Su planta conserva la forma de estrella de cinco picos utilizada en la época en este tipo de construcciones militares. A sus pies se alza el faro de Roses, uno de los muchos que menudean el accidentado perfil de la Costa Brava.Casco urbano de RosesEn su casco urbano también es interesante visitar la iglesia parroquial de Santa María y laCasa Mallol. Esta última remite a la estética modernista, como se puede constatar en su fachada principal. En su interior conserva techos ornamentales, elementos de forja y vidrieras de artesanos locales.Calas de aguas transparentes entre acantilados y grandes arenales con todo tipo de comodidades o en estado semi salvaje se extienden a lo largo del litoral de Roses. Algunas de sus playas han sido distinguidas con el símbolo de Bandera Azul, lo que acredita la calidad de su entorno. Y en estos puntos estratégicos se han situado urbanizaciones de lujo como El Salatar, Santa Margarida o Puig-Rom. Precisamente en esta última se puede visitar un castro visigótico del siglo VII.Restaurantes, bares de copas y terrazas se instalan en los lugares más bellos de la costa para disfrutar de espléndidas panorámicas, mientras se degusta la cocina gerundense. La ensalada de bacalao (esquixada), las verduras al horno (escalivada) o el xató (escarola con anchoas y bacalao) son algunos de los entrantes. La combinación de mar y montaña llega también a los fogones en forma de pollo con langosta o conejo con caracoles. Pescados y mariscos a la parrilla, guisados o con arroz componen otras sabrosas recetas. Entre los postres destaca la crema catalana (especie de natillas con azúcar caramelizada) y el requesón con miel (mel i mató). Los mejores vinos para este menú son los pertenecientes a la Denominación de Origen Ampurdán-Costa Brava.Espacios naturales y submarinismoA las diferentes actividades de ocio que proporcionan su litoral y su puerto deportivo se suman otros deportes de aventura practicables en la cercana sierra de Rodes o en los parques naturales de Aiguamolls de l´Empordà y Cap de Creus. La riqueza paisajística de esta región permite admirar las últimas estribaciones del Pirineo gerundense, acantilados que se hunden en el Mediterráneo y las lagunas y avifauna de uno de los mayores humedales de Cataluña.La riqueza submarina de la Costa Brava es otro de los atractivos turísticos. Barcos de visión subacuática, buceo o inmersión son excelentes oportunidades para conocer la gran cantidad de especies animales y vegetales que habitan en estos fondos.Desde Roses se puede recorrer buena parte de la provincia de Girona y acercarse a localidades tan pintorescas como Cadaqués o Port de la Selva. Empuries conserva importantes hallazgos griegos, mientras que, hacia el interior, en Figueres habrá que visitar el Teatro-Museo de Dalí, maestro del surrealismo. Al borde de un acantilado sobre el Mediterráneo se sitúa el Parador de Turismo de Aiguablava, un excelente hotel de cuatro estrellas en el que el visitante podrá descansar durante su tiempo de ocio. El pueblo medieval de Pals, declarado conjunto histórico-artístico, y Girona, con su recinto amurallado llamado la Força Vella, son otras de las muchas posibilidades que ofrece esta región catalana.

CADAQUES

+ info.

Situada en plena península del Cabo de Creus, Cadaqués es una de las localidades más emblemáticas de la Costa Brava gerundense. Su rocoso litoral, recorrido por bellas playas y recoletas calas, constituye uno de sus principales atractivos, así como el increíble paisaje que depara el Parque Natural del Cap de Creus. Al fondo de la bahía de Cadaqués se encuentra su casco histórico, de aire mediterráneo y profundo sabor marinero. Fuente de inspiración de pintores y artistas de fama internacional durante décadas, este núcleo goza hoy de una intensa vida cultural, de la que dan fe sus numerosos museos y galerías de arte, entre los que destaca la Casa-Museo de Salvador Dalí. Cadaqués será el punto de partida ideal para conocer el resto de la comarca del Alt Empordà, repleta de localidades históricas, insólitos espacios naturales y abundantes yacimientos arqueológicos.

La Costa Brava abarca el tramo litoral más septentrional de Cataluña y uno de los más bellos de España. En pleno corazón del Cabo de Creus se sitúa Cadaqués, localidad enmarcada por el insólito paisaje natural que configuran las escarpadas sierras que surcan la comarca del Alt Empordà hasta caer en forma de acantilados sobre el mar.Esta bella población de raíces marineras cuenta con excelentes playas y tranquilas calas de aguas transparentes que, unidas a una inmejorable infraestructura turística, atraen a todos aquellos que buscan un lugar para disfrutar del sol y del mar. Su condición de puerto natural y la calidad de sus fondos marinos ofrecen las mejores condiciones para practicar todo tipo de deportes y actividades acuáticas, tales como el buceo, la navegación a vela o el windsurf.

El casco histórico

Al fondo de la bahía de Cadaqués se eleva el angosto entramado de callejuelas empedradas y casas blancas que configura su casco histórico. Sobre el perfil de la villa destaca la imagen de la iglesia de Santa María, templo de blanca fachada y cuidadosamente restaurado que alberga un magnífico retablo de estilo barroco. Por su parte, la arquitectura modernista ha dejado su peculiar impronta en algunas de los edificios más notables de la ciudad, como la Casa Serinyena.Durante las primeras décadas del siglo XX, la localidad se convirtió en un importante foco cultural europeo. Numerosos artistas vanguardistas, entre ellos Picasso, Chagall o Klein, encontraron en este hermoso rincón gerundense su particular fuente de inspiración.Sin embargo, fue Salvador Dalí quien dio a Cadaqués fama internacional, ya que en esta localidad pasó largas temporadas el genial pintor durante su infancia, además de establecer en ella su residencia. Su casa-museo, ubicada frente a la bahía de Port Lligat, al norte de la población, permite conocer parte de la prolija obra del maestro del Surrealismo.La gran oferta cultural con que cuenta Cadaqués pasa por sus numerosos museos y galerías de arte, como el Museo Municipal de Arte, que expone obras de artistas que mantuvieron un estrecho vínculo con Cadaqués, o el Museo Perrot-Moore, que reúne obras de arte gráfico europeo, sin olvidar el ya tradicional Festival Internacional de Música, que se celebra anualmente en la iglesia de Santa María.

Gastronomía y alrededores

La rica tradición gastronómica del Empordà tiene una buena representación en Cadaqués, ya que en esta población pueden degustarse algunas de las especialidades de la comarca. Platos como el suquet de pescado, el arroz a la cazuela o la sepia con guisantes demuestran una sabia combinación de productos procedentes del mar y del interior. Como acompañamiento, la Denominación de Origen Ampurdán-Costa Brava produce excelentes vinos rosados, entre los que cabe mencionar el vino “novell”. También se elaboran vinos dulces y excepcionales tintos jóvenes, afrutados y ligeros.La estratégica ubicación de Cadaqués permitirá descubrir otras localidades de la comarca del Alt Empordà. Varios kilómetros al norte se encuentra Colera, pueblo marinero que cuenta con hermosas playas como las de Garvet o Els Morts. Otras poblaciones de interés son Llançà, con un animado puerto deportivo, y El Port de la Selva, donde se ubica el monasterio medieval de Sant Pere de Rodes. Al sur del Cabo de Creus se encuentra Roses, que conserva vestigios de su antigua ciudadela (s. XVI), y Castelló d’Empuries, donde sobresale la iglesia de Santa María (s. X).Los amantes de la naturaleza encontrarán importantes espacios protegidos en este sector de la Costa Brava. En el golfo de Roses se puede visitar el Parque Natural de los Aiguamolls de l'Empordà, importante reserva ecológica (especialmente de aves acuáticas). Por su parte, el Parque Natural del Cap de Creus es un lugar privilegiado desde el punto de vista natural y un claro ejemplo de la fisonomía de la Costa Brava.

CADAQUES y DEGUSTACIÓN DE ANCHOAS DE L’ESCALA - España

+ info.

Duración: 3 horAs (1 H.30STOP CADAQUÉS)

Bordeamos la costa del Parque Natural de Cap de Creus, viendo también la roca "El Gato" y entrante, si el tiempo lo permite, en la cueva "El Tamariu" al Cabo Norfeu y dejando antes en el lado izquierdo las calas: Canyelles Petites , Canyelles Gordas o Almadrava, Lledó, Murtra, Montjoi y La Pelosa. Pasamos también por Cala Jóncols, la Punta Figuera hasta llegar a la hermosa Bahía de Cadaqués, donde hacemos una parada de 1h.30 'de tiempo libre para visitar este pueblo de pescadores tan pintoresco.

A la vuelta serviremos a bordo una anxovada que consta de: Anchoas de la Escala con pan y aceitunas - Vino Blanco del Empordan,- Agua - naranjada,- y porrón de Moscatel del Empordà (excepto julio y agosto).

Ambiente asegurado !!!

Todos nuestros viajes se realizan dentro de los parques naturales CAP DE CREUS y ILLES MEDES.
En julio y agosto respetamos los viajes y horarios de nuestros folletos, pero, durante los meses restantes vamos diariamente en Cadaqués, mañana y tarde, con el barco tradicional y al Cabo Norfeu también diariamente por la mañana y tarde con el catamarán súper visión submarina. En temporada baja también se pueden hacer salidas más largas, más cortas o diferentes.

CADAQUES CASA - MUSEO DE PORTLLIGAT SALVADOR DALÍ

+ info.

La Casa-Museo de Portlligat está formada por una serie de barracas de pescadores, que Salvador Dalí y su mujer Gala fueron estructurando de forma laberíntica. Se puede visitar el taller del pintor, la biblioteca, las habitaciones y la zona del jardín.

  • Denominación:Museo particular
  • Periodo artístico:Contemporáneo
  • Contenido:Casa-museo

GERONA

+ info.

La llamada “Ciudad de los Cuatro Ríos”, nos muestra un casco histórico dominado por construcciones medievales y reminiscencias romanas, árabes y hebreas. Es en el recinto amurallado de la Força Vella donde se dan cita las obras cumbres de su devenir histórico. Su situación privilegiada entre la Cordillera Pirenaica y la Costa Brava posibilita multitud de excusiones tanto a localidades como a espacios naturales dignos de mención. En todos estos lugares el viajero tendrá la oportunidad de aproximarse a la gastronomía regional que aúna en sus recetas productos del mar y la montaña.

Enclavada en el valle del Ter, en la confluencia de cuatro ríos, encontramos a la ciudad de Girona. Uno de ellos, el Onyar, divide el casco histórico de la ciudad moderna.El núcleo antiguo de esta urbe catalana conserva huellas de su larga historia, desde que fuera fundada por los romanos en el siglo I a. C. A ellos debemos la primitiva muralla, cuyos restos llegan desde el Paseo Arqueológico hasta los Jardines de la Muralla.La Força VellaEnmarcada en este recinto amurallado (la Força Vella), se alza la Catedral. Su origen románico se deja traslucir en su aspecto de fortaleza y estratégica ubicación, aunque el elemento más destacable es una inmensa nave gótica, la más ancha de la arquitectura medieval europea. En su interior se conserva una de las joyas textiles del románico catalán,el Tapiz de la Creación. Al lado de la escalinata de entrada a la catedral se encuentra la Pia Alomoina, una antigua institución benéfica de estilo gótico.Girona cuenta con otras piezas clave de la arquitectura religiosa, como el monasterio benedictino de Sant Pere de Galligants, monumento histórico-artístico; o la iglesia de Sant Nicolau. Se trata de templos románicos cuyos ábsides y cúpulas octogonales merecen una detenida observación, ya que conforman elementos claves del Medievo catalán. Rodeado de jardines, se levanta el convento de Sant Doménech, de factura gótica y claro ejemplo de la importancia de las órdenes religiosas en la colonización y repoblación de Cataluña durante la Edad Media.A este periodo histórico pertenecen también importantes manifestaciones artísticas árabes y hebreas, fruto de los siglos de convivencia de estas culturas con la cristiana. Así, descubrimos multitud de pequeñas calles que formaban el Call, la judería de Girona. La calle Força es el eje central de este barrio que contaba con sinagoga y centros de estudio cabalístico. La plaça del Oli y la plaça del Vi mantienen todo su sabor; y en ellas, se abren alguna de las mejores joyas de arquitectura palaciega medieval, como la Fontana d’Or. Actualmente, el Call es una de las juderías mejor conservadas de España.No lejos de aquí, un convento capuchino alberga los Baños Árabes, donde tenemos que destacar un templete levantado sobre ocho finas columnas y coronado por una cúpula octogonal.Antes de cruzar el río y encaminarnos hacia la Girona moderna, podemos subir hasta el campanario de Sant Feliu o acercarnos al Pont de Pedra sobre el Onyar, desde donde obtendremos vistas áreas del todo el caserío de la ciudad, y de las fachadas pintadas de ocres, añiles y calderos. Al otro lado del río encontramos los más bellos ejemplos del modernismo catalán firmados por Rafael Masó. Edificios destacados son la Fábrica Teixidor y la casa de la Punxa, entre otros. El Hospital de Santa Caterina, construcción de estilo barroco del siglo XVII, también se instala en esta área. Y, al otro lado del Paseig Devesa, se extiende uno de los lugares de recreo de los gerundenses, el Parc Devesa. Se trata de una exótica masa forestal compuesta, principalmente, por plataneros, que contrasta fuertemente con la arquitectura medieval de la ciudad.La Costa BravaLa privilegiada situación de Girona, entre el último sector de la Cordillera Pirenaica y la Costa Brava, que baña el mar Mediterráneo, nos facilita recorrer toda la provincia. El litoral que se despliega desde Portbou (al norte) hasta Blanes (al sur) está compuesto por templos medievales, pueblos pesqueros, ruinas romanas, y extensas playas y calas de aguas transparentes, entre zonas acantiladas. En todas ellas, la unión de mar y montaña compone un paisaje inolvidable. No podemos perdernos lugares como El Port de la Selva, con su monasterio de Sant Pere de Rodes; el Parque Natural Cap de Creus; los paisajes de Cadaqués y el golfo de Roses; conjuntos histórico-artísticos como Pals; o recintos amurallados al borde del mar, como Tossa del Mar. Y estos son sólo algunos ejemplos.En plena Costa Brava, en la localidad de Begur y sobre la playa de Aiguablava se encuentra su Parador de Turismo. Se trata de una moderna construcción que cuenta con todo tipo de instalaciones para el ocio, y posee unas envidiables vistas de los acantilados de la Punta D’es Muts sobre la que se ubica. Este bello entorno, rodeados de mar y pinares, se convierte en un lugar excepcional para conocer la cocina gerundense. La combinación de productos de la costa y del interior crea recetas como el guiso de caracoles, verduras a la brasa con salsa romesco (con almendras y pimiento choricero) o arroces con pescado, como entrantes. Entre los segundos, podemos escoger entre pescados a la parrilla, pollo con langosta o conejo con chocolate. La crema catalana (natillas con azúcar caramelizada por encima) o milhojas de manzana, pueden ser alguno de los postres escogidos. Todo ello convenientemente acompañado por los blancos, tintos y rosados de la Denominación de Origen de Ampurdán-Costa Brava.Las cumbres y valles del Pirineo oriental también merecen un detenido recorrido. Los valles del Ribes y Núria suavizan un paraje montañoso coronado por altas cumbres y recorrido por caudalosos ríos. La riqueza natural y paisajística del Pirineo se enriquece con las construcciones medievales de Puigcerdá o Sant Joan de les Abadesses, arquitectura popular de pueblos de montaña como Queralbs, o estaciones invernales como las de La Molina o Masella.El alto valor natural de Girona ha merecido la protección, como parque natural, de las Zonas Húmedas del Empordà y la Zona Volcánica de la Garrotxa. Lugares bien distintos entre sí, que nos hablan de la riqueza de esta provincia catalana y cuyos espacios podemos recorrer gracias a la información ofrecida por sus Centros de Interpretación.

LAGO DE BANYOLES

+ info.

El lago de Banyoles es uno de los grandes tesoros que alberga Girona.

Pasear en torno a este lago natural, el más grande de Cataluña, es una delicia a cualquier hora del día. Fue sede de los JJOO de Barcelona 1992.

En la actualidad, el lago es un gran espacio abierto a todo el que quiera relajarse, correr, ir en bicicleta, pasear en barca o practicar los deportes acuáticos, como el piragüismo, el remo o el esquí acuático.

Si tienes un espíritu curioso, también puedes vivir una experiencia prehistórica en el Parque Neolítico de La Draga, un yacimiento de un valor arqueológico excepcional. Visita las cabañas ambientadas y viajarás más de siete mil años atrás, para descubrir cómo era la vida en este poblado situado junto al lago.

PERELADA

+ info.

Peralada :

Peralada es un pequeño pueblo emplazado en el nordeste de Cataluña, donde las últimas estribaciones de los Pirineos mueren en el Mediterráneo formando el bello paisaje del Cabo de Creus. Peralada se alza a pocos kilómetros de la Figueres de Dalí, en el centro de la llanura del Empordà, constituyendo uno de los pueblos vitivinícolas más céntricos de la D.O. Empordà.

A lo largo de la Edad Media, Peralada se convirtió en una de las principales capitales del Empordà. De esa época datan edificios y monumentos que hoy hacen que Peralada goce de un indudable atractivo turístico. Vale la pena destacar la iglesia de Sant Martí, el Claustro de Sant Domènec, la iglesia y el convento del Carme, los restos de la muralla del siglo XIV y, como no, el magnífico Castillo de Perelada construido en esa misma época por los Condes de Rocabertí.

Aunque los orígenes más remotos de Peralada nos remiten a una ocupación ibérica del 500 a.C., su época de mayor esplendor se produjo durante la Edad Media, cuando fue el centro del Condado de Peralada (Comitatus Petralatensis). Su primer titular fue Francesc Jofre de Rocabertí i de Pacs, vizconde de Rocabertí.

Cada verano se celebra el Festival Internacional de Música de Peralada.

A pocos metros del castillo se encuentra la Botiga del Celler, un espacio donde conocer y degustar los vinos y cavas de Castillo Perelada. Finca Garbet, Gran Claustro, 5 Fincas, Cigonyes, Torre Galatea… En la Botiga del Celler podrán encontrar toda la gama de vinos y cavas de la bodega y algunas de las más prestigiosas firmas de zonas como Australia, California o Champagne, distribuidas en España por Perelada Comercial.

FIGUERAS TEATRO - MUSEO DALÍ

+ info.

Una joya del surrealismo

Este recinto evoca la vida y obra de Salvador Dalí, genio del surrealismo.

El Teatro-Museo Dalí de Figueres, el objeto surrealista más grande del mundo, muestra el arte daliniano en toda su rotundidad, y en él se exponen obras cumbres del pintor que merece la pena conocer y que van desde sus primeras experiencias artísticas hasta sus últimas creaciones. El recorrido supone toda una experiencia, al adentrar al visitante en un mundo único y cautivador como el de Salvador Dalí.

  • Denominación:Museo Municipal
  • Periodo artístico:Contemporáneo