Week End en Porto - Portugal

Itinerario

PDF

Días: 3

Día 1: Porto

Llegada al hotel. Instalacion, cena y alojamiento.

Día 2: Porto

Desayuno, encuentro con el guía y salida para realizar una visita de Oporto, la segunda ciudad más grande de Portugal y el primer centro industrial del país. La ciudad con vistas al río Duero. Panorámica del barrio de la catedral de la estación central con sus magníficos azulejos, la torre del clero. Caminar por los laberintos de la calle con edificios antiguos que le mostrará todo el encanto de la ciudad antigua. A continuación, visita el palacio del mercado con su estilo árabe, actualmente sede de la asociación comercial de Oporto.

Almuerzo en un restaurante.

A continuación se da la vuelta a los barrios típicos de muelle de Ribeira con vistas al río Duero y varios puentes, incluyendo el puente D. Luis I, el más espectacular que  fue declarado Patrimonio de la Humanidad.
Visita de una bodega, donde el famoso vino de Oporto envejece: visita y degustación guiada. Opcional: posibilidad de navegar por el Duero (aproximadamente 1 hora), lo que le permite descubrir Oporto desde un nuevo ángulo.

Regreso al hotel, cena y alojamiento.

Día 3: Salida

Desayuno, tiempo libre y transfer al aeropuerto, para los que viajan en avion o  salida con su autobús a su lugar de origen. Fin de nuestros servicios.

Incluido en el programa

  • Autocar aeropuerto - hotel - aeropuerto
  • Guia acompañante para toda la estancia
  • Coctel de bienvenida
  • 1 Media Pension + 1 Pension Completa
  • 1 Gratis cada 25 personas de pago

No incluido

  • Vuelos de avion
  • Seguros
  • Gastos personales, propinas

Hoteles

HOTEL AXIS VERMAR - Oporto - Portugal

+ info.

Hotel Axis Vermar****

El Axis Vermar Conference & Beach Hotel es un hotel 4 estrellas que acaba de sufrir una restauración general, situado en la playa en Póvoa de Varzim, a sólo 20 km del aeropuerto internacional y a 35 km del centro de Oporto.

Perfecto para viajes de negocios o vacaciones en familia, el hotel ofrece 208 habitaciones climatizadas, incluyendo 12 suites, 8 salas de reuniones con luz natural para conferencias y seminarios, un restaurante, un bar, estacionamiento privado, piscina, cancha de tenis y terraza.

Con vista al mar, el restaurante Côté Jardin le ofrece la mejor cocina portuguesa e internacional. También ofrecemos comidas ligeras y menús especiales para niños. El restaurante en Povoa de Varzim cubre una amplia gama de platos tradicionales , con influencias de la región de Minho .

  • Bar
  • Cafetería/Bistró
  • Hotel de Playa
  • TV
  • Piscina exterior
  • Pista de tenis
  • Parking: gratuito

HOTEL CRISTAL PORTO - Porto

+ info.

Cristal Hotel Porto es un nuevo hotel de 4 estrellas que goza de una ubicación céntrica en la ciudad de Oporto. Ubicado en la Iglesia de la Lapa (icono), el hotel se encuentra a sólo 900 metros de lo que se considera el salón de la ciudad, la Avenida dos Aliados.

Amplias habitaciones
Las 94 amplias habitaciones del hotel nos llevan a la elegante arquitectura de Oporto, se centra en la belleza única de los azulejos típicos de la ciudad. Todas tienen aire acondicionado, minibar, TV de pantalla plana y una caja fuerte. Tenga en cuenta que el hotel dispone de habitaciones estándar, superior, deluxe, suite, habitaciones familiares y habitaciones para discapacitados.
Cristal Hotel Port ofrece Wi-Fi en todas las áreas y tiene una recepción abierta las 24 horas del día, disponible para ofrecerle una gama de servicios, incluyendo: servicio de transporte, alquiler de coches, servicio de taxi y una ubicación para guardar el equipaje. También cuenta con aparcamiento privado abierto las 24 horas del día (costo adicional), un restaurante con servicio de buffet, un bar donde se puede degustar el tradicional puerto, dos salas de usos múltiples (eventos / conferencias) y un gran jardín al aire libre.

  • Aire acondicionado central
  • Artículos baño
  • Hotel de Ciudad
  • MiniBar: pago
  • TV
  • Caja fuerte en habitación: gratuito
  • Bar
  • Jardín/Parque

Mapa/Ruta

Visualizar mapa del programa

Sugerencias

AVEIRO - PORTUGAL

+ info.

Al visitar Aveiro descubrimos un paisaje marcado por el agua.

Junto al mar y a la ría, una red de canales por los que pasean barcos moliceiros atraviesa Aveiro. Estas alargadas y coloridas embarcaciones servían para recoger algas y sargazo, aunque en la actualidad se utilizan para paseos turísticos. Realizar la visita a pie tampoco supone demasiado esfuerzo, ya que la ciudad es llana, y al que le guste pedalear puede optar por las “bugas”, las bicicletas que ofrece el Ayuntamiento de Aveiro de forma gratuita. 

Aveiro posee un conjunto de edificios de estilo modernista que merece la pena ver. Gran parte está situado junto al canal principal, pero existen algunos fuera de las rutas tradicionales e, incluso, en otras localidades. La ubicación de los edificios se encuentra indicada en la guía disponible en la Oficina de Turismo y también podemos ampliar nuestros conocimientos sobre este estilo en su Museo. 

Otro lugar de obligada visita es el Museo de Aveiro situado en el Convento de Jesús, en el que podemos admirar el Mausoleo de la Princesa Santa Juana y la talla dorada que decora el interior de la iglesia. También la encontraremos de forma muy profusa en el interior de la Capilla del Señor de Barrocas y con menos exuberancia en la Iglesia de la Misericordia, en la que destaca su pórtico manierista. Aquellos que aprecian la arquitectura contemporánea portuguesa no se deben perder los edificios de la Universidad.

BRAGA - Portugal

+ info.

Braga

La construcción de "Bracara Augusta", sede jurídica romana, fue iniciada en el año 27 a. C. durante el Imperio de Augusto. Integraba las vías del Imperio que atravesaban la Península Ibérica, comunicándola con Roma, lo que demuestra la importancia de la ciudad en el territorio. En el año 216, el Emperador Caracalla la elevó a capital de la provincia de Galecia y, en el mismo siglo, la Diócesis de Braga fue creada, bajo la jurisdicción del Obispo Paterno.

Al dominio romano le sucedió la ocupación de la ciudad por los Suevos, que la erigieron capital política e intelectual, por los Visigodos y por los Musulmanes, hasta que, a mediados del s. XI, fue reconquistada por los cristianos y el arzobispado fue restaurado por el Obispo D. Pedro. Durante el período musulmán, los obispos trasladaron su residencia a Lugo (España). En el 1112, con el arzobispo D. Mauricio Burbino, la historia eclesiástica de Braga ganó importancia. Después de la disputa con la Catedral de Compostela, el Papa Inocencio III autorizó en el año 1199 la jurisdicción de Braga sobre Oporto, Coimbra y Viseu, así como sobre cinco diócesis en España.

La Catedral de Braga, la más antigua del país, fue la mayor referencia religiosa en Portugal a lo largo de los siglos y el dicho popular "más viejo que la Catedral de Braga", para referirnos a algo muy antiguo, es elucidativo de su valor. Siempre marcada por la actividad eclesiástica que, naturalmente, se reflejó en el enriquecimiento de la ciudad, podemos decir que el s. XVI y el s. XVIII fueron las épocas de oro de su historia y de su desarrollo. Primero con la acción del arzobispo D. Diogo de Sousa, el reedificador de Braga, que a partir de 1505 asumió el gobierno temporal y espiritual transformando "la aldea en una ciudad" (en sus propias palabras) y después con las iniciativas de los arzobispos D. Rodrigo de Moura Teles y D. José de Bragança imponiendo el exuberante estilo barroco.

La industrialización y la creación de la Universidad contribuyeron enormemente para el desarrollo actual de la ciudad que se mantuvo fiel a la tradición religiosa secular, revivida intensamente todos los años durante las Solemnidades de la Semana Santa y en la Fiesta de San João Baptista, en Junio. Son buenas oportunidades para conocer Braga, paseando por el Centro Histórico o recordando uno de los Caminos de Santiago que por aquí pasaba. 

En los alrededores, también sugerimos el Recorrido de los Santuarios Marianos y una visita al singular Museo de los Cordofones.

COIMBRA - Portugal

+ info.

Coimbra

Localidad

En tiempos remotos este lugar estuvo ocupado por los Celtas pero la romanización fue la que transformó culturalmente esta región. Su presencia permanece en los diversos restos arqueológicos conservados en el Museo Nacional Machado de Castro, construido sobre el criptopórtico de la Civita Aeminium, el foro de la ciudad romana. Después vinieron los visigodos entre el año 586 y el 640, cambiando el nombre de la localidad a Emínio. En el año 711, se convierte en una ciudad morisca y mozárabe. En el año 1064 es conquistada por el cristiano Fernando Magno y gobernada por el mozárabe Sesnando.
La ciudad más importante al Sur del Río Douroo, fue durante algún tiempo residencia del Conde D. Henrique y Dª. Teresa, padres del primer rey de Portugal, D. Afonso Henriques, que aquí nació. Bajo su mandato fue integrada en territorio portugués en el 1131. Datan de esa época algunos de los monumentos más importantes de la ciudad: la Sé Velha (Catedral Vieja) y las iglesias de São Tiago, São Salvador y Santa Cruz, en representación de la autoridad religiosa y de las diversas ordenes que aquí se establecieron.